Válvulas de retención

Válvulas de retención

Válvulas de retención

Válvulas de retención

Las válvulas de retención se caracterizan por evitar, de forma autónoma, que la dirección del flujo se invierta en el conducto. Cuando el paso está abierto y bajo la presión de la corriente el mecanismo ofrece muy poca resistencia y un descenso mínimo de presión. GRM Válvulas e instrumentación ofrece 4 tipos de válvula de retención:

Válvulas de retención de disco: Su posicionamiento es irrelevante ya que su funcionamiento no está sujeto a la gravedad, el paso se origina cuando la presión del agua vence la resistencia del muelle que sostiene el obturador y este se cierra cuando la corriente circula en sentido contrario.
Válvulas de retención de clapeta: La retención se origina mediante una clapeta oscilante. Su funcionamiento se rige por la ley de la gravedad por lo que deben colocarse en una posición determinada. También existe el modelo de doble clapeta, el cual se compone de dos clapetas semicirculares que giran sobre un eje cerrando el flujo cuando están alineadas. Permiten una pérdida de carga menor pero ofrecen un cierre menos estanco.
Válvulas de retención de asiento: Diseñada para abrir el paso mediante un asiento cuando detecta una presión determinada evitando el retorno del fluido.
Válvulas de retención de bola: El estancamiento se rige por la posición de una bola que tras recibir la presión del agua esta se aloja en un lateral sin entorpecer el flujo. Posteriormente, al cesar la corriente de agua, la bola retorna por gravedad a su posición y mantiene cerrado el circuito.

Materiales: Acero inoxidable, Acero al carbono, bronce alumínico, bronce, latón y fundición nodular zincado.

 

Válvulas de retención